El arte como forma de resistencia

September 2, 2018

 

 

 

Nos encontramos en el campo de refugiados de Jenin, en el norte de Cisjordania, uno de los lugares más castigados durante la Segunda Intifada. Es conocida como "la capital de los mártires".

 

Miles de palestinos expulsados de Haifa llegaron aquí en 1953 y comenzaron a asentarse en tiendas de campaña. Hoy en día el campo es un entramado de callejuelas estrechas asediadas por altos bloques de cemento que apenas dejan entrever el cielo. Los agujeros de bala pintan las paredes y cientos de mártires observan desde los carteles, recordándonos el pasado.

 

 

Durante la primera Intifada, se comenzó a forjar una pequeña comunidad en la casa de una de las familias del campo: el Stone Theatre. Un espacio seguro nacido en respuesta a los traumas y miedos crónicos que afectaban a los niños de Jenin. 

 

El teatro usaba el drama, la música y el baile como medio para expresar sus frustraciones y exteriorizar la lucha diaria del pueblo palestino, unido y representado en un movimiento artístico. Un caldo de protesta y libertad que, en lugar de alejarles de la realidad, les permitía enfrentarse a ella con mayor fuerza. 

Se creó así una comunidad que fue el hogar de cientos de niños del campo, fraguándose una familia activa llena de herramientas para enfrentarse a la ocupación.

 

 

Hoy paseamos por las estrechas calles de Jenin. Al doblar la esquina de la plaza central, nos encontramos con los escombros del antiguo teatro.

 

 

Diez dias duró la Batalla de Jenin, durante la Segunda Intifada. Los tanques del ejercito israeli entraron una noche de abril, acompañados de helicópteros de asalto y excavadoras blindadas. 

 

Los que hace unos años eran los niños del Stone Theatre, esa noche disparaban desesperados contra los tanques de Israel. 

Los que hace unos años eran los niños del Stone Theatre, esos días abandonaban Jenin para inmolarse en el centro de una ciudad de Israel. 

Los que hace unos años eran los niños del Stone Theatre esos días decidían tirar el arma y rendirse ante el ejercito israelí.

 

 

Hoy paseamos entre viviendas levantadas sobre sus escombros. Cuando nos acercamos a la puerta del campo de refugiados, huimos por una callejuela sin salida, bañada en murales de colores y letras libertarias. Cada pintura guarda una historia, y todas esas historias desembocan al final del callejón, en la entrada del Freedom Theatre. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El teatro fue reconstruido años después de la masacre. Hasta día de hoy han mostrado al mundo miles de obras y y creaciones reivindicativas, que invitan a la reflexión y completan la gran lucha contra la ocupación.

 

"Hemos creado una generación de artistas y líderes, que algún día estarán a la vanguardia del movimiento de liberación palestina"

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts

October 18, 2018

September 19, 2018

September 14, 2018

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags