LA EDUCACIÓN ISRAELÍ POR NURIT PALED ELHANAN

August 10, 2017

 El pasado domingo asistimos con gran expectación a una charla muy diferente a las demás. Se trataba de una ponente israelí que sufrió la pérdida de su hija de 13 años como consecuencia de un ataque suicida palestino. Ante esta situación, lo más fácil hubiera sido perder todo signo de objetividad y reaccionar culpando al pueblo palestino de su sufrimiento. En vez de ello, la doctora Nurit Peled Elhanan señaló como principal responsable de los hechos al propio estado israelí por generar y perpetuar la existencia del conflicto.

La ponencia nos acercó al mismo desde la perspectiva de la educación y de la infancia. Es decir, la activista nos transmitió cómo se consiguen asentar dogmas de carácter sesgado en el modelo educativo israelí con el objetivo de crear un relato antagonista que fomenta la existencia de un “ellos” y de un “nosotros” para acrecentar el distanciamiento entre ambas poblaciones.

Los cuatro pilares en que se asentaría la doctrina, la cual inculcan desde la escuela consistirían en: El relato épico histórico, la religión, el racismo y la omisión premeditada del estudio y debate sobre el conflicto.

La fuente de legitimación que justificaría la ocupación del territorio palestino se centraría en dotar a la historia de un relato épico nacionalista mediante el cual los jóvenes adquieren la visión de haber sido desplazados injustamente de sus tierras en el pasado y cómo tras siglos de diáspora han logrado recuperarlas, dejando casi fuera del temario la influencia de los más de 1000 años de civilización árabe y otomana.

La religión sería otro elemento clave para promover el distanciamiento entre las culturas. La inexistencia de una Carta Magna degenera en un limbo jurídico que se cubre exclusivamente por leyes emergenciales de amargo sabor a Torá y promueve la autoritas despótica e indiscriminada del gobierno israelí que perpetúa el modelo de Estado de Excepción desde el 48.

Por otro lado, se promueve un racismo tácito en los libros de textos reflejando imágenes peyorativas del clásico beduino en los desiertos mientras se ensalza la figura del sabio y grandilocuente judío. Fijar la idea de la superioridad racial a través del lenguaje y de las imágenes dificulta gravemente la expansión del mestizaje y finalmente, puede servir de fundamento para la perpetración de tratos denigrantes y flagrantes desigualdades.

La omisión premeditada del debate y estudio de la situación actual que vive Palestina promueve la indiferencia de la población israelí y sería otro punto vital para este modelo educativo. Si no se ve, si no se conoce, es que no existe. Bajo esta premisa es tratado el conflicto. Mediante distorsiones del lenguaje se alude a términos que transmiten residualidad y minoramiento como “el asunto palestino” o “el problema palestino”. Apenas se trata el conflicto en los libros de texto y el desconocimiento de las acciones políticas y militares promovidos en Cisjordania y Gaza es casi total. Imágenes idílicas sobre los check points que garantizan la seguridad y soldados amables que desean un buen viaje se contradicen con la pura realidad consistente en colas interminables, registros ilegales y retenciones injustificadas que vulneran el espíritu del habeas corpus.

Finalmente, la doctora se despide de nosotros con duras imágenes de actualidad y las versiones insólitas y alteradas que los medios israelíes vierten con el fin de justificar lo injustificable.

Los jóvenes quedarán así instruidos y formados, listos para poder acabar con cualquiera que se atreva a salir y regresar a la caverna para contar lo que sus inocentes ojos hayan podido presenciar.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts

October 18, 2018

September 19, 2018

September 14, 2018

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags